Google+

 

 

 

Trabajamos desde el año 1995, conservando, restaurando y promoviendo el uso sustentable de los recursos naturales en México.

Conservación y manejo de la población de cóndor de California

Tras haber sido totalmente extirpada de la vida silvestre, el cóndor de California es la primera especie que se ha reintroducido a su hábitat natural en México con resultados exitosos.

El cóndor de California (Gymnogyps californianus) es el ave voladora más grande de Norteamérica. Con las alas extendidas, llega a medir más de 3 metros y puede pesar hasta 11 kilos. En su ecosistema, esta ave tiene la importante función de evitar la diseminación de enfermedades causadas por los cadáveres en descomposición.

Por desgracia, a partir de 1939, el cóndor de California se consideró especie extinta en México. En el año 2002, a partir de un proyecto binacional entre Estados Unidos de América y México, puesto en marcha por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) a través del Instituto Nacional de Ecología (INE), un grupo de 6 cóndores provenientes de Estados Unidos fue reintroducido en el Parque Nacional Sierra de San Pedro Mártir, en Baja California. 

Para finales de noviembre y principios de diciembre de 2015, después de 13 años de haberse iniciado el proyecto de reintroducción, la población total de cóndores de California en el Parque Nacional Sierra de San Pedro Mártir es de 35 individuos, de los cuales 31 están volando en libertad, 2 son juveniles nacidos en estado silvestre en 2012, 1 es un pollo volantón nacido este año y 1 más se encuentra en cautiverio. La exitosa reintroducción del cóndor de California depende de factores como el constante monitoreo de su conducta y salud, ya que se enfrentan a la amenaza de la intoxicación por plomo al ingerir restos de balas alojados en la carroña de la cual se alimentan, lo cual les puede resultar mortal. También es necesario llevar a cabo actividades de difusión y educación con el fin de que la población en general conozca a la especie y actúe para coadyuvar con su subsistencia. 

Gracias al apoyo de San Diego Zoo Global, este año Espacios Naturales se suma a este proyecto. Nosotros nos coordinaremos con el personal de campo encabezado por Juan Vargas, Catalina Porras y Mohamed Saad, en actividades de monitoreo, manejo, protección y difusión de la importancia y necesidades del cóndor de California. Instalaremos también un centro de operaciones en Ensenada, gracias al apoyo de Grupo Automotriz Picacho S.A. de C.V.

Sabemos que, aunque se han logrado mejoras considerables en la reintroducción y conservación de esta especie, se requiere de un trabajo continuo y a largo plazo para que estas imponentes aves sigan volando libremente por el cielo mexicano.

 

 

Otros proyectos de manejo de especies